Siguenos en:

Facebook

Indice - Formación

Capítulo 1. Formación de capacidades un proceso continuo y paralelo a la gestión territorial

El ritmo y desenvolvimiento de la gestión territorial y de la formación asociada a ella no dependen de una programación curricular, sino de las dinámicas y tiempos de los actores territoriales y de sus relacionamientos.

La vinculación estrecha entre procesos formativos y de gestión hace que el fortalecimiento de capacidades deba combinar aprendizajes conceptuales, metodológicos e instrumentales, con aplicaciones prácticas en procesos de desarrollo territorial. Esta acción formativa y transformadora debe documentarse y sistematizarse a fin de extraer lecciones de la reflexión grupal e individual sobre cada experiencia, como también de su discusión comparada.

Este tipo de aprendizaje asociado a la acción colectiva, centrado en las personas y el mejoramiento de la calidad de la vida en los territorios es necesariamente social, dialógico e interactivo.  Es también un aprendizaje inserto en el mundo real e inmerso en sus transformaciones.

La formación de capacidades es un proceso continuo, progresivo  y acumulativo de construcción de conocimiento. Más que una serie de eventos independientes –aun cuando haya encuentros presenciales periódicos- se sustenta en la aplicación reflexiva de nuevos conceptos y herramientas en la gestión territorial.    No se trata, por consiguiente, de brindar `capacitaciones` en el sentido usual del término, sino de generar dinámicas sostenidas de aprendizaje grupal e individual y de acción transformadora, personal y colectivamente.

Se trata, entonces, de una permanente construcción de conocimiento y comprensión del proceso de gestión territorial, enriqueciendo la teoría y la metodología a partir de la práctica reflexiva y viceversa.

Comparte

Share