Siguenos en:

Facebook

Indice - Formación

Capítulo 1. Formar y fortalecer capacidades desde una metodología innovadora

La formación de capacidades, así entendida, se apoya en el reconocimiento de la validez y complementariedad tanto del conocimiento científico-técnico como del conocimiento local, tácito y tradicional, presente en los múltiples actores en los cuales se sustenta el desarrollo rural territorial. La acción formadora busca la sinergia entre dichos saberes, la construcción conjunta de un conocimiento con sentido y responsabilidad, así como la capacidad de apoyarse en él para enfrentar la incertidumbre y los retos tanto actuales como futuros.

Las personas participantes en este tipo de formación teórico-práctica aportan sus propias experiencias y perspectivas al interaprendizaje y la construcción conjunta de nuevas comprensiones y propuestas.  Comparten asimismo elementos intangibles de suma importancia como su compromiso y solidaridad humana, sus vivencias y sus emociones.   En conjunto, construyen nuevas formas de pensar y hacer,  aprendiendo tanto de sus errores como de sus aciertos, y al intercambiar sus aprendizajes logran un conocimiento más profundo y pueden impulsar acciones colectivas de manera más consciente y eficaz.

Este cambio de paradigma, hacia un pensamiento sistémico para la acción sistémica, hace necesario articular los referentes conceptuales con las herramientas metodológicas en forma consistente con esa manera de pensar y actuar.  Conceptos como el de territorio y gestión territorial tienen que traducirse en métodos de trabajo para el desarrollo sustentable de los territorios rurales y en propuestas metodológicas e instrumentales validadas en procesos territoriales.

Los gestores deben actuar cotidianamente, aplicando conceptos, métodos e instrumentos coherentes entre sí y con el enfoque territorial, con la mira puesta en la construcción social efectiva de un proyecto de futuro compartido e incluyente, y sin perder el rumbo de los principios y valores del desarrollo rural territorial.

Así, el proceso de aprendizaje se inserta en dinámicas sociales complejas que requieren de respuestas radicalmente innovadoras.

 

Comparte

Share