Siguenos en:

Facebook

Indice - Formación

Capítulo 2. Acreditación y evaluación

A lo largo del curso es necesario verificar el logro de los objetivos de aprendizaje, y al finalizar el mismo es importante asegurar que se alcanzaron los resultados propuestos, recoger lecciones aprendidas, y acreditar la formación recibida por las personas participantes.

Evaluación
Se evalúa tanto el logro de los objetivos de aprendizaje por cada una de las personas participantes como el trabajo grupal.

La evaluación del aprendizaje individual incluye el desempeño de la persona en los encuentros y en el cumplimiento de tareas en la fase a distancia en los territorios. La valoración grupal aborda el desempeño de la delegación en los encuentros y en el cumplimiento de tareas en fase a distancia en los territorios. La coordinación del curso tiene a su cargo esta evaluación, con participación de las personas facilitadoras de cada encuentro y con el apoyo de entes rectores y animadores nacionales.

Cada módulo y encuentro presencial es evaluado por las personas participantes, y los resultados se toman en cuenta para mejorar y enriquecer el encuentro subsiguiente.

Algunos aspectos a tomar en cuenta en la evaluación del curso son: el material de apoyo y las herramientas metodológicas, la organización y acompañamiento del trabajo en territorio.

Finalmente, se realiza una evaluación integral del curso, en la cual se consideran tanto los resultados de los aprendizajes y acreditaciones de los participantes como los reflejados en la evaluación del curso por parte de los participantes y facilitadores. Las reflexiones asociadas a la evaluación integral permiten hacer los cambios que se requieran en el próximo curso y extraer aprendizajes metodológicos para los cursos nacionales o territoriales y para otros procesos formativos.

Acreditación
Una vez logrados los objetivos de aprendizaje y completados los encuentros presenciales, los períodos de trabajo en territorio y la presentación de productos y resultados en el encuentro final nacional, las personas participantes pueden recibir un certificado que los acredite como ‘Gestores del Desarrollo Rural Territorial’, emitido por la entidad o entidades organizadoras.

Conviene indicar en el certificado, o en un documento complementario a éste, el número de horas de formación tanto presencial como a distancia o en territorios, así como los requisitos cumplidos por quienes completaron el proceso formativo. Es recomendable, en lo posible, proporcionar un reconocimiento académico por parte de una institución educativa asociada al programa de formación.

 

Comparte

Share