Siguenos en:

Facebook

Indice - Formación

Capítulo 9. Sistematización y evaluación de procesos formativos en gestión territorial

Introducción

Al sistematizar experiencias, en general, se sintetiza el proceso correspondiente desde un ángulo específico y se identifican aprendizajes de algún tipo, de interés o utilidad para ese u otros procesos.  Más allá de estos elementos básicos compartidos, hay diferentes maneras de entender y practicar la sistematización, para diversos propósitos,  con distintos participantes y con metodologías disímiles.

En procesos formativos, se sistematiza el aprendizaje mismo, o el interaprendizaje entre quienes participan en ellos, y la sistematización se convierte en parte integral de la acción formadora.  Cuando ésta se asocia a la gestión territorial, las lecciones aprendidas se refieren también a la aplicación de elementos conceptuales o metodológicos mediante la acción colectiva para el desarrollo de un territorio o, alternativamente, en la formulación y ejecución de políticas públicas para el desarrollo territorial de un país o grupo de países.

Al sistematizar experiencias, incluyendo las formativas y de gestión territorial, se generan necesariamente elementos valorativos y propositivos. Estos pueden retomarse posteriormente como insumos para la autoevaluación colegiada, para la auditoría social de los procesos, y para su evaluación externa.  Es importante distinguir claramente entre la sistematización de un proceso, a partir de la vivencia de quienes participan en él, y el análisis evaluativo de ese mismo proceso.  Pero también es necesario comprender sus interrelaciones y, sobre todo, cómo pueden valorizarse la sistematización al evaluar luego los resultados obtenidos, como aspecto medular del ciclo de planificación.

 
Sistematización e intercambio de experiencias en territorios centroamericanos, grupo de trabajo, 2013

 

Comparte

Share