Siguenos en:

Facebook

Indice - Formación

Introducción. Relevancia del fortalecimiento de capacidades

Este documento y el espacio virtual asociado es el resultado de varios años de trabajo colectivo en formación de capacidades para la gestión del desarrollo de los territorios rurales en los planos regional, nacional y territorial,  en apoyo a la ejecución de la Estrategia Centroamericana para el Desarrollo Rural Territorial 2010-2030 – ECADERT. Estos procesos formativos se apoyaron, asimismo, en experiencias anteriores dentro y fuera de la región, que han permitido elaborar un conjunto de conceptos y herramientas metodológicas y elaborar propuestas, aprendizajes y material de apoyo tanto para la formación como para la gestión.   La síntesis ampliamente documentada que aquí se presenta constituye un bien público internacional, fruto de este conjunto de experiencias formativas asociadas al desarrollo territorial, ya sea en el ámbito territorial o en el político-institucional.

Relevancia del fortalecimiento de capacidades

El fortalecimiento de capacidades es uno de los pilares de la gestión del desarrollo rural sustentable con enfoque sistémico y territorial.  La formación asociada a la gestión es fundamental tanto para la formulación y ejecución de políticas públicas, programas y procesos institucionales, como para las acciones colectivas en territorios por actores sociales e institucionales, gobiernos locales, organizaciones no gubernamentales y otras de la sociedad civil.  Sin una formación continua y estrechamente vinculada a ellos, los alcances de estos procesos y acciones son limitados, la capacidad de participar activa y propositivamente se ve restringida, y resulta difícil generar o aprovechar oportunidades para el desarrollo endógeno y la inclusión. En la ECADERT, la formación capacidades es un eje transversal y una tarea esencial en los planos regional, nacional y territorial.  Este instrumento de política pública del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) subraya la importancia de procesos educativos continuos para el aprendizaje colectivo y la innovación social.

Además de mejorar la calidad, cobertura y pertinencia de la educación formal a todos los niveles, es necesario fortalecer capacidades específicas de los actores sociales e institucionales en los territorios, como también de los responsables de la formulación y ejecución de políticas territoriales. Estos procesos formativos deben estar asociados a la gestión territorial, apoyarse en la experiencia, valorar el conocimiento de cada persona, promover el intercambio de saberes y el interaprendizaje, y fomentar la búsqueda conjunta de soluciones a las problemáticas de interés.  Esto incluye el fortalecimiento de capacidades, actitudes y valores, como también de habilidades, destrezas y talentos  humanos.

Comparte

Share